NICOLAS FERNANDES: IDEAS PARA EL SIGLO XXI

SABER ES PODER

image21

SOBREVALORANDO LA FELICIDAD

image22

LIDERAZGO

image23

LA CAPACITACION POLITICA COMO UN APOSTOLADO

image24

CEFOP Y GENERO

image25

SABER ES PODER

image26

En el siglo XXI las ideologías debería ser en nuestra brújula de valores, el norte


Somos millones de personas con ideas distintas, no todos tenemos que pensar lo mismo, ni creer en lo mismo. Judíos, Católicos, Musulmanes, Budistas, pueden tener múltiples creencias, y/o gustos Pero todos podemos compartir la misma idea de país que queremos.


Es hora de abordar la dirigencia Argentina dejando de responsabilizar al sistema político de todo los males de un país tan rico como el nuestro. Tenemos que empezar por reconocer que somos parte de un sistema, plagado de paradigmas tóxicos y oxidados. Y que el futuro no depende de la clase política como si fueran otros sino  de la sociedad en su conjunto.


El futuro ya es incierto en el mundo, y como Argentinos parecemos obstinados en ponerlo peor… Por eso debemos afrontarlo poniendo por delante el proyecto y enfrentando las dificultades que puede traer cualquier camino.

 

Hay que dejar de buscar soluciones mágicas. Dios no nos regala casas, nos da fuerza para construirlas, ideas para crearlas y la vida para disfrutarlas. Pero siempre es la sociedad quien debe empoderarse, reconocerse y construir su destino


No hay vida que no deba sortear obstáculos, enfrentar dificultades, mejorar, crecer y buscar la mayor cantidad de felicidad posible en ese camino. 

SOBREVALORANDO LA FELICIDAD

La forma de la felicidad es uno de los paradigmas más sobrevalorado del siglo XXI, dejamos de lado la relación directa que tiene la felicidad que da el SER QUIENES QUEREMOS SER y la estamos cambiando por EFIMERA FELICIDAD DEL TENER.


Estamos viviendo una felicidad relacionada con la acumulación de objetos materiales. Por esto sobrevaloramos la felicidad y la forma de obtenerla, los medios de comunicación y las redes sociales sobredimensionan el éxito y la felicidad generando una sensación continua de insatisfacción en la sociedad. 


Tenemos la obligación moral de preguntarnos si es posible la felicidad real cuando otro ser humano se está muriendo de hambre, o no tiene asistencia médica, o no puede educarse, o no tiene acceso a lo básico.


No es fácil, pero: vale la pena preguntarse si todo lo que vemos tiene fondo o es solo forma.


Argentina es un país de múltiples identidades, regiones, climas y culturas. Ignorar quiénes somos, a dónde y cómo vamos, es como ser parte de la tripulación de un velero sin rumbo


Es claro que una sociedad sin destino reaccionara a los cambios con más desesperación, angustia, egoísmo, sacando las peores formas de individualismo y segmentación que los seres humanos pueden conocer. Sobran los ejemplos en el mundo, incluido nuestro país que en el 2001 al borde del colapso mostró las caras de la desesperación humana.


La educación es la herramienta por la cual alguien pasa de ser un hombre con problemas a ser un ciudadano con propuestas. La falta de un proyecto de provincia o de país, tiran por la borda cualquier esfuerzo y nos lleva al triste lugar donde estamos hoy,. Una sociedad frustrada, presionada y angustiada, sin ninguna clase de sentido o dirección.


Lamentablemente algunas de las formas que toma el capitalismo hace que el hombre corra solo al encuentro de su salvación, lo aísla, lo hace hace preso de sus propios miedos, nos hace sentir escasos y no le permite pensar con claridad perdiendo de esta forma lo más preciado que tiene: su libertad y con ello su capacidad de reacción.


Educarse, formarse, capacitarse, no es acumular conocimientos de terceros, sino entender que esos conocimientos son las herramientas que necesitamos para pelear en forma conjunta contra nuestras adversidades. 


El camino del aprendizaje y el discernimiento es necesario pues lo que vale es la comprensión y el convencimiento de que el camino es posible y depende solo de la sociedad en su conjunto.


Es posible comprender al país sin una visión integral? y que esa visión abarque múltiples ángulos?


La respuesta es no. 


Por eso el camino de la formación integral siempre ha sido un proceso poco transitado. 

El objetivo del liderazgo debería ser contribuir a la visión de una mirada que contemple múltiples disciplinas sociales, económicas y científicas para la construcción de un país mejor.  


Ayudar a la sociedad con capacitación acorde a lo que necesita el proyecto, usar la tecnología para abrir las puertas de la participación ciudadana. Incluir a todos aquellos que tomen el camino de formarse, poniendo un punto final a ser conducidos a un camino sin sentido a una discusión vacía.


Una sociedad que cuenta con un plan estratégico de gobierno contribuye a la distribución de roles de cada integrante de la sociedad, asigna funciones, las valora y obliga a los individuos a trabajar  en beneficio del conjunto.

image27
image28

Educar para liderar la transformacion

Formando lideres

El siglo XX a puesto a prueba muchas formas de hacer política y de llevar adelante los sistemas  y proyectos políticos y económicos de los países. Es claro en el siglo XXI que el liberalismo se ha convertido en la fuerza política dominante.  Pero este, tal como está pensado hoy carece de valores humanos básicos: el egoísmo, el individualismo y la falta de compromiso al conjunto social son el modo de actuar. 


Comunicar frivolidad, consumismo desmedido y la construcción de ídolos de lo fácil o súper humanos contribuye a la segmentación, al aislamiento y sobre todas las cosas alienta a millones de personas a ir por algo que no van a poder alcanzar. 


Es necesario incluir modificaciones al sistema liberal: PASAR DEL YO AL NOSOTROS. esto un primer paso gradual y escalonado, imprescindible lograr para un proyecto serio y de armonía colectiva.


“La finalidad de este espacio de formación política es promover y luego lanzar las herramientas para que otros la maduren y posteriormente la multipliquen” JDP


El liderazgo de una comunidad, debe tener como premisa y prioridad al conjunto de la sociedad.


La calidad de la clase política no radica en la cantidad de años de experiencia, tampoco en entenderla, “así como un erudito en poesía  puede ser un pésimo poeta, un gran politólogo puede ser un pésimo líder o gestor”. Un buen político debe contar con conocimientos, con capacidad de liderazgo pero sobre todo con comprender la política en todas sus dimensiones.


Para que un político constructivo pueda comprender y armar un proyecto es necesario someterse a un fuerte disciplina rigurosa de formación, tener mucha sensibilidad, capacidad de liderar y finalmente mucha imaginación.


No hemos propuesto capacitar a la conducción, en varios niveles y aspectos. Sabemos a la dificultad que nos enfrentamos, entendemos que siempre es la tarea más difícil debido a la escasez de “líderes sanos”.  Nuestro espacio entiende a la conducción como un arte siempre perfeccionable . 


En esta CEFOP (Centro de Formación Política) trabajaremos sobre la historia, sobre el presente y sobre el futuro de la sociedad. Será un espacio de discusión y de tratamiento de casos. Se dará debate al modelo de provincia, region y pais. También se tratarán temas técnicos, se brindarán herramientas para pensar y lidiar con los diferentes aspectos de la gestión. Tendremos gabinetes para trabajar aspectos tan poco tratados como el abordaje a la obtención de poder y a la pérdida del mismo. Nuestro objetivo es pulir hasta encontrar en cada individuo el espacio justo.


En un sistema social no hay roles menores todos aportamos al bien común. Líderes formados pueden garantizar el cumplimiento de las metas y la realización de proyectos vinculados a la matriz del proyecto de país. Es claro cualquiera puede conducir pero saber llevar a destino es tarea de pocos y vital para cualquier sociedad avanzada.


Es vital contar con un plan de trabajo, ese plan es el que asigna los roles y las necesidades de cada individuo al grupo. Es fundamental comprender nuestras diferencias, pues estas enriquecen a la humanidad, es necesario conocernos y saber de nuestros talentos y limitaciones, puliendo unos y complementando otros. 


Mucho personas desde corta edad se preparan para conducir o eligen a corta edad como triunfar, como alcanzar el éxito y otros tienen fines más altruista. Son pocos los que nacen y viven comprendiendo sus propias capacidades, los que pueden hacerlo se podría decir que nacen con don especial


Juan Domingo Peron decía: “Yo como político soy mediocre, pero no como conductor. Porque para ello me preparé toda la vida”

Reflexion

“El mariscal de Sajonia tenía un burro que había participado en miles de batallas pero no sabía nada de estrategia, lo peor era que algunos generales tampoco, eso es lo que hay que evitar en esta lucha donde está en juego el sueño de la sociedad”

image29

LA CAPACITACION POLITICA COMO UN APOSTOLADO

Si bien la tecnología está contribuyendo a la difusión de ideas, también ayuda a distorsionarlas. 


Por esta razón es importante formar líderes competentes, idóneos, constructivos y con herramientas para abordar profesionalmente los temas inherentes a la comunidad. 


Aquellos que opten en forma individual elegir el camino del liderazgo político y capacitarse, deben comprender la necesidad de transmitir conocimientos y no solo ideas a cada uno de los individuos que forman parte de la sociedad. En un país sano, cada individuo tiene un rol con un encuadramiento acorde a la construcción que se está realizando, de lo contrario la comunidad se disocia y cuando esto pasa, es presa del pánico, ansiedad, desorden y angustia.


La credibilidad, la gestión, los proyectos de largo plazo, el liderazgo eficiente conjugados en el tiempo, son los factores determinantes para sostener proyectos de largo plazo. 


Para invocar a la comunidad a unirse con un fin, es necesario contar  con todos estos elementos alineados. 


Es necesario conocerse profundamente entender nuestras vulnerabilidades, entender que en un proceso de construcción moderno no puede abordarse desde la soledad, sino desde un conjunto de personas que complementen y apoyen a la conducción. 


Como decía Napoleon: 


“muchas veces luego conducir a los mios, son ellos los me empuja a seguir”.


Todos contribuyen en la medida de su capacidad, hay veces que los intereses personales las pasiones individuales nos hacen perder el camino, pero si lo corregimos a tiempo somos personas que podemos ayudar y enseñar a otros, formando una cadena virtuosa de conocimientos y valores.


Dejar un legado es una tarea compleja y una responsabilidad que debemos ejecutar los más experimentados. 


Es un fundamental apoyar e incluir a las nuevas generaciones a que actúan y atraviesen sus miedos, pues de la acción viene la experiencia y la mejora de los sistemas.


Este es el trasvasamiento generacional, muchos de nosotros hemos experimentado con teorías y prácticas, pero es necesaria la  fuerza, la impronta y la bravura de las nuevas generación. Por eso es nuestra obligación compartir nuestras experiencias, para que estas no desaparezcan con nosotros. 


Estas son las bases fundamentales de lo que será el Centro de Formación Política y sus directrices centrales. Nos corresponde desde el inicio de los programas analizar la realidad y ver cómo enfrentarla con un modelo organizado y participativo, para que con ello la escuela deje de ser teórica y pase a ser práctica. 


Intentaremos en cada modulo trabajar sobre casos, sin contar con una respuesta a los efectos de que la misma venga y se construya a partir del aporte de los que participen como alumnos o docentes.

image30

CEFOP Y GENERO

Información adicional

Con un cuerpo docente pluricultural, el CEFOP es una espacio para discutir el rol del hombre, la mujer y toda la comunidad LGBTH en la construcción del modelo social. 


Para ello tenemos previsto organizar congresos, foros y debates donde se traten temas como la inclusión. Dentro del ámbito académico contaremos con especialistas y formadores de opinión locales, nacionales e internacionales. 


Pero un debate solo en plano intelectual carece de sentido sin un espacio de discusión de aplicación por ello es importante que en la conversación participen personas de a pie que quieran contribuir con sus experiencias en el ejercicio de sus actividades profesionales vinculadas, a los beneficios, dificultades y prejuicios que establece su elección de género.


Personalmente creo que el proyecto cultural de la región tiene que tener la impronta de una sociedad donde el género carezca de importancia, creo que desde la educación inicial tiene que estar la inclusión como bandera de una sociedad equitativa e igualitaria.


Siempre cuando plantee el Centro de Formación Política entendí que había que elegir un lado para mis decisiones sin que este afecte la formación democrática y de pluralidad del CEFOP. A pesar de ello quiero destacar que mis ideales o soluciones siempre serán parte de la base de formación. 


Parto de ideas de inclusión social, pluriculturalidad, educación gratuita, salud gratuita, justicia y distribución de las riquezas. Pues estos son todos los valores con los que me he formado. No es posible construir una sociedad honorable sin justicia social y vida digna de los ciudadanos de un país.